Datos personales

Azogues, Cañar, Ecuador
El colegio Centenario de la Ciudad de Azogues Provincia del Cañar, posee entre 1800 y 2000 estudiantes, sus especilaidades son Químico Biólogo,Físico Matemáticas, Informática, Sociales en la sección Diurna,Sociales, Informática en la sección Nocturna y en el Tegnológico Sistemas e informática, Auditoría, Marketing.

miércoles, 13 de abril de 2011

Biografía Hno. Ignacio Neira

HNO. IGNACIO NEIRA
EDUCADOR POETA Y ARQUEÓLOGO
E:\FOTOSAZOGUEZA\LA SALLE\103.jpgEn el hogar formado por Manuel Jesús Neira, y Ramona Urgilès, nace en la parroquia Bayas Luis Benigno Neira Urgilès  (Hno. Ignacio), el 6 de noviembre de 1900. Sus estudios primarios lo realizó: en la Escuela “Purísimo Corazón de María” al igual que tres que sus hermanos, abraza la carrera religiosa y viste el sayal de San Juan Bautista de La Salle, el 1 de julio de 1917, como Hermano de las Escuelas Cristianas; dentro de la congregación obtiene los títulos de: contador, bachiller en Humanidades Modernas y profesor de Segunda Enseñanza, realiza en Caracas estudios especiales en compañía de los Hermanos Cristianos de distintas repúblicas sudamericanas.
Fue maestro por vocación y desde su juventud entrega todo su ser a enseñar a la niñez y juventud de su patria, pues en fiel cumplimiento del voto de  obediencia, recorre muchos centros educativos del Ecuador.
Cumplió las funciones de Director por más de 40 años, en Quito, Riobamba, Loja y Azogues, el Ministerio de Educación le condecoró con la medalla al Mérito Educacional de primera clase, entregada por el Ministro Dr. Galo García Feraud.
La poesía le fascina, canta a la naturaleza, al  Abuga, al Cojitambo y a su querido Tabacay; escribe el poemario  “ACUARELAS” , donde describe el paisaje andino y azogueño, es el preámbulo para más tarde componer el “HIMNO A AZOGUES” declarado himno oficial de la ciudad, por lo que fue condecorado por el muy Ilustre Municipio el 5 de junio de 1950. Fue miembro de la casa de la cultura Ecuatoriana Núcleo del Cañar y miembro del Instituto Ecuatoriano de Ciencias Naturales.
Pero el Hno. Ignacio no es solo poeta, pedagogo y fotógrafo, es un investigador, filólogo y científico. En sus largas caminatas por las regiones patrias colecciona objetos arqueológicos hasta lograr organizar un museo, que hoy en día se encuentra en el colegio Cebollar de la ciudad de Quito, el más completo de nuestro país; sus vastos conocimientos le hacen merecedor a ser miembro de la “Sociedad de arqueología de Venezuela”.
Entre sus inquietas actividades se manifiesta la práctica de la radiestesia,  haciéndole merecedor del reconocimiento de la comunidad local como el “Hermanito que adivina, donde están las cosas perdidas, que enfermedad se sufre” lo que hacía por medio del  péndulo, que le permitía conocer la respuesta radiestésica en su mente.
Su fructífera obra educativa llegó a su final el 21 de marzo de 1993 a las 19h30 en la ciudad de Quito, donde muere a la edad de 93 años.
A nadie extrañó que se desprendiera de la existencia del árbol terrenal para expandir en millas de gloria dejando a la posteridad su ejemplo de trabajo, obediencia y amor a Dios, cumpliendo con su vocación de servicio según el carisma de La Salle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog